Entrenamiento para el verano


Vamos a abordar el tema del entrenamiento físico. Antes de eso, es necesario dejar claro que aunque existen una serie de patrones generales, sobre todo en lo concerniente a la mecánica de estructuración de cargas, metodología del entrenamiento deportivo y sistemas de entrenamiento, no podemos estereotipar todos los casos bajo un mismo patrón de entrenamiento o conducta de ejecución de la misma. Vamos a dar solamente unas orientaciones sobre la mecánica de trabajo, sobre las cuales cada uno deberá trabajar y a ser posible investigar sobre los que más le conviene.

En primer lugar, tal y como me gusta, vamos a hacer temblar un poco los pilares de lo establecido en la conciencia social.. romper un poco con el mito vamos... por mas que nos lo quieran meter por los ojos... ¡NO EXISTE LA PERDIDA DE GRASA LOCALIZADA!.. Así de simple. De la misma forma que no indicamos al cuerpo donde ha de almacenar las grasas, pues lo hace de forma general y por afinidad con los adipositos o células grasas, tampoco podemos decirle de donde ha de tomarlas. Olvidad los anuncios de la tele o las falacias de intentar hacer millones de ejercicios de cintura con el fin de eliminar la grasa que le rodea.

La grasa celular o adiposa se elimina mediante ejercicio cardiovascular (ver artículos), entendido este como ejercicio de intensidad moderada de duración superior a 20 minutos, manteniendo una frecuencia cardiaca constante alrededor del 60 al 85% de nuestra máxima cardiaca teórica. Lógicamente, este rango aeróbico, así llamado, varia entre cada individuo atendiendo a razones como la edad, el peso, sexo, entrenamiento, hábitos de vida y alimenticios... Todo esto combinado con los correctos hábitos alimenticios que ya vimos antes.

Por tanto, una buena idea seria comenzar con dos sesiones semanales de ejercicio cardiovascular, de unos 25 a 30 minutos de duración y una intensidad de baja a moderada, pudiendo poco a poco ir aumentando cada semana tanto la duración como la intensidad, hasta llegar a los 45 minutos, pasando entonces a realizar 3 sesiones de 30 minutos... y así sucesivamente.

En el plano del entrenamiento muscular, esto dirigido sobre todo a las mujeres, hay que tener muy claro que el entrenamiento aeróbico por si solo, hace perder tono muscular, con lo que será necesario mantener un mínimo de trabajo de tonificación muscular. En el caso del hombre, lo más usual es acompañar el ejercicio cardiovascular junto con una serie de ejercicios destinados a la musculación corporal. Aquí vamos a estar digamos, sujetos a la asistencia o no a un centro deportivo o gimnasio, o por otro lado, que seamos nosotros por nuestra cuenta los que nos hayamos propuesto esta mejora física. Como vamos a partir del supuesto de que, mejor o peor, los que entrenan en un centro deportivo disponen de un entrenador, vamos a centrarnos en el caso de las personas que no disponen del, facilitando a continuación una serie de ejercicios, detallados tanto para hombres como par mujeres, acerca de que hacer y por qué, alguna observación y consejillo.

Salud y buen entrenamiento





Recibe nuestras ofertas


Acepto las Condiciones

Creado por: Camaltec Ibérica Copyright © FormaTolal